TERAPIA GESTALT CORPORAL

Un espacio confidencial de escucha y apoyo que permite la expresión de problemas y emociones, y la búsqueda de soluciones.

¿QUÉ ES LA TERAPIA GESTALT?
La terapia gestalt ofrece un espacio para sanar las heridas emocionales y transformar las dificultades que nos impiden tener una vida plena. Un proceso en el que la persona redescubre y recupera sus recursos y capacidades para resolver sus conflictos, y poder así relacionarse consigo mismo y con su entorno de una forma madura y satisfactoria. Trabajamos para identificar y transformar aquellos patrones de pensamiento, emocionales, corporales y de comportamiento que provocan sufrimiento. Es un camino de autodescubrimiento en el que aprender a gestionar las dificultades y experiencias dolorosas inherentes a la vida en la búsqueda de un mayor bienestar y equilibrio.

Las sesiones individuales tienen una duración de 60 minutos, de frecuencia semanal o quincenal, y se desarrollan en un ambiente cálido de intimidad y confidencialidad.

MI ENFOQUE TERAPÉUTICO
En el proceso terapéutico prestamos especial atención al mundo emocional y corporal de la persona.

¿Por qué?
Porque vivimos en una cultura en la que se deslegitiman las emociones (consideradas a menudo fuente de todos nuestros problemas y a las que hay que “atar corto”) y en la que el cuerpo es el gran olvidado o considerado un objeto que manipular. Hemos aprendido a vivir identificad@s sólo con nuestras mentes , separados de la experiencia corporal y juzgando la emocional. Sin embargo, somos cuerpo, somos emoción y somos pensamiento. Tomar conciencia de, aceptar, legitimar y buscar formas de expresión para nuestras emociones, sensaciones e impulsos es un aspecto imprescindible en la búsqueda del equilibrio y la integración de nosotr@s mism@s.

Nuestro cuerpo es reflejo de nuestra historia personal, en él están plasmados los hábitos emocionales y de pensamiento con los que respondemos automaticamente a las distintas circunstancias de nuestras vidas. Es también el ancla al “aqui y ahora” como posibilidad de sanación, entendiendo sanación como un mejor equilibrio e integración entre nuestro pensamiento, nuestras emociones y nuestras acciones. El trabajo corporal es un camino para salir de nuestros automatismos y rigideces y explorar nuevas formas de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás, de desbloquear e integrar aspectos o partes desconocidas de nuestro cuerpo y nuestra personalidad.

CUÁNDO ACUDIR A TERAPIA
Los motivos que traen a las personas a terapia individual son diversos. Puede ser a causa de un problema concreto como la ansiedad y el stress, conflictos familiares o de pareja, dificultades en el trabajo, enfermedad, duelo o perdida de un ser querido, depresión, fobias…o cualquier situación de crísis existencial en que necesites un acompañamiento profesional para afrontar las emociones y situaciones dolorosas que se se desprenden de ella.

En otras ocasiones no se puede identificar exactamente qué es lo que no está funcionando en nuestras vidas, no hay una causa aparente y aún así tenemos una persistente sensación de insatisfacción y malestar.

La terapia individual gestáltica también está orientada a personas que quieran desarrollar un proceso de crecimiento personal.